Paul Pogba fue suspendido por cuatro años tras dar positivo al doping

0
281

Se conoció la sanción para el mediocampista francés de la Juventus, Paul Pogba, que dio positivo en testosterona tras el partido Udinese-Juve del pasado 20 de agosto. La Fiscalía Antidopaje le impuso cuatro años de inhabilitación como castigo por el positivo por testosterona que dio el pasado 20 de agosto en el duelo entre la Juventus y el Udinese en la Serie A.

El medio francés de 31 años, que no disputó ningún minuto ni aquel encuentro, ni desde ese duelo en el Friuli y que apenas jugó dos partidos (52′) esta temporada, estaba sancionado de forma provisional desde que se conoció la noticia. Pogba solicitó un contranálisis en septiembre que en octubre confirmó su positivo y, desde entonces, estaba a la espera de que se dictaminara un castigo que puede poner punto y final a su carrera.

Su próximo paso será apelar ante el TAS de Lausana o ante el Tribunal Nacional Antidopaje de Apelación (CNA). Sin embargo, el golpe es tremendo para un futbolista cuya línea defensiva se basó en el concepto de «no intencionalidad» a violar las normas antidopaje y en el «desconocimiento» de las características prohibidas del producto tomado (Dehidroepiandrosterona (Dhea). Sin embargo, la Fiscalía Antidopaje no lo consideró así y le impuso una dura sanción.

El futbolista, campeón del mundo en 2018 con la selección de su país permanecía suspendido cautelarmente mientras la NADO investigaba los hechos.

Campeón del mundo con Francia en Rusia 2018, Pogba fue uno de los mayores talentos de la última década. El Real Madrid tanteó en varias ocasiones su fichaje. Sin embargo, sus ida y vuelta entre el Manchester United y la Juventus (los ‘red devils’ pagaron por él 105 millones de euros en 2016 convirtiéndolo entonces en el traspaso más caro de la historia) fueron la sintonía de la trayectoria de un volante con mucha calidad y un físico imponentes, pero acomáñado siempre de irregularidad.

La revelación del uso por parte de Pogba, de 30 años, de la hormona esteroidea más comúnmente encontrada en el cuerpo humano, un contaminante clásico de docenas de productos antienvejecimiento y de musculación, provocó la denuncia por un suplemento contaminado.

Desde el día de la contraprueba, el Tribunal Nacional Antidopaje decretó su suspensión, atribuyéndolo la violación de los códigos 2.1 y 2.1 de las Normas Deportivas que sancionan el uso e incluso el intento de consumo de sustancias prohibidas.