22.7 C
New York
jueves, julio 18, 2024
spot_img

Atlético Madrid sufrió la peor goleada en la era Simeone

Redacción – La derrota del Atlético de Madrid por 4-0 ante el Borussia Dortmund ha sido la más abultada desde que Diego Simeone asumió el mando del equipo hace seis años.

El descalabro puso en evidencia tres grandes problemas del equipo rojiblanco: la irregularidad fuera de casa, el mal momento que atraviesa la pareja goleadora formada por Diego Costa y Antoine Griezmann, que se ha traducido en una seria falta de gol, y una debilidad hasta ahora desconocida en la zaga.

El Atlético de Madrid suma ya tres partidos consecutivos como visitante sin conocer la victoria después de dos empates ante Real Madrid (0-0) y Villarreal (1-1) y sólo ha logrado cosechar dos victorias en siete partidos fuera del Metropolitano.

Esta vez ni siquiera fue un problema de puntería. El Atlético de Madrid se fue al descanso sin haber podido disparar a gol una sola vez. Cuando el árbitro pitó el final, solo había probado al arquero del Borussia Dortmund en dos ocasiones, con un disparo de Saúl, por mucho, el hombre que mayor sensación de peligro dio en el equipo español, y otro de Ángel Correa, que entró en la segunda parte.

Griezmann y Costa, que volvía tras perderse los últimos dos encuentros por una lesión, no tuvieron el menor impacto en el encuentro; Costa estuvo desaparecido mientras el francés no acertó a tirar a puerta en sus cuatro intentos. Con el de este miércoles, son ya cuatro partidos consecutivos en que Griezmann se queda en blanco. Costa, por su parte, no marca desde la victoria por 1-2 sobre Mónaco hace más de un mes. Entre los dos han marcado apenas siete goles; una cuota muy pobre para la delantera titular de un equipo que, en teoría, aspira a pelear por todos los títulos.

La pobreza en el juego ofensivo se ha visto agravada por un problema nuevo. El desastre de la zaga.

Al Atlético, que debe gran parte del éxito reciente a la solidez de una de las mejores defensas de Europa, se le ha olvidado hasta defender en las llegadas a velocidad del rival.

Los cuatro tantos exhibieron serias deficiencias en la defensa colchonera, especialmente de los laterales, ya sea por colocación, en dos ocasiones, o el error de Filipe Luis que desembocó en el tanto que cerró la cuenta para el Borussia Dortmund. Lo más preocupante para los rojiblancos fue que no supieron contrarrestarlo. El rival necesitó poco para aniquilar a su rival; la astucia y velocidad de Achraf Hakimi para abrirse paso a costa de la lentitud de Juanfran y la contundencia de los goleadores de recambio.

“Fueron contundentes, muy bien ordenados. Rápidos, precisos… Felicitar al Borussia Dortmund. Me encantó”, tuvo que reconocer el entrenador Diego Simeone.

Related Articles

spot_img

Destacados